Tormenta sobre Las Rozas

Llueve torrencialmente sobre la cabeza de Luis Rubiales, El Confidencial.com, el diario de los lectores influyentes según su propio slogan, destapó la caja de los truenos al publicar las comisiones que el presidente de la Federación Española de Fútbol percibió por los patrocinios de la Supercopa en comandita con el futbolista del Barça Gerard Piqué. Nada ilegal. El defensa central recordó que sabe distinguir muy bien lo que es el comercio, el negocio, del deporte, aunque hoy día solamente los separa una fina cortina y no precisamente de humo.

La tormenta se acerca y ya se percibe el reflejo luminoso de la descarga eléctrica porque a raíz de nuevas denuncias por el presunto uso de dinero federativo para actividades privadas y supuesto espionaje al mismísimo ministro de Cultura y Deportes y su secretaria de estado, Irene Lozano, la Fiscalía Anticorrupción ha decidido abrir investigación y el Gobierno, a través del sucesor de aquella, José Manuel Franco, le ha pedido formalmente al todavía presidente, reinventor de competiciones y categorías, que salga al paso de todo lo que se ha publicado si puede demostrar lo contrario.

En el antiguo Son Malferit ya se han desempolvado los impermeables. Si hay que dar esquinazo a Mateu Alemany para apoyar a Villar, pues se hace. Si es preciso renegar del segundo para rendir pleitesía a su sustituto, a rey muerto rey puesto. Un asiento permanente de palco en los partidos de la Selección y en la Supercopa de marras bien vale un voto o los que hagan falta. Bestard ya está acostumbrado. Ayer un molino de plata al investigado, hoy un silbato de oro a Cuadra Fernández, el árbitro madrileño. Y ya si eso,  mañana, una remodelación de la Regional aunque todavía se estén disputando los play offs de la presente temporada. ¡Sigan!. El no se baja en la próxima, ni en la siguiente de la siguiente. ¿Y ustedes?