Sin rotaciones, tampoco (2-3 en Son Moix)

El Mallorca se pasó la semana pensando en Osasuna y sin hacerlo en el Real Madrid, pese a lo cual cedió los puntos al equipo navarro que, lejos de encerrarse, planteó un partido de cara a cara en el que consigió abrir y cerrar el marcador. Los locales solo brillaron en la recta final de la primera parte en la que remontaron inútilmente el marcador. Tras el descanso, menos vibrante, se impuso el poderío visitante.

ALINEACIONES:

R.Mallorca.- Greif (1), Sastre (1), Valjent (1), Oliván (1), J.Costa (1), Baba (2), Salva Sevilla (0), Kang-in Lee (1), Dani Rodríguez (2), Amath (1), Fer Niño (1).

Minuto 56, Lago Jr. (1) por Kang-in. Minuto 61, Abdón (1) por Fer Niño, lesionado. Minuto 87, Galarreta (-) y Angel (-) por Salva Sevilla y Amath.

C.A. Osasuna.- S.Herrera (2), Areso (1), Aridane (0), David García (1), Cote (2), Oier (2), Moncayola (0), J.Martínez (1), Iñigo Pérez (1),  Brasanak (2) y Ch. Avila (0).

Minuto 69, Unai García (0) por Aridane, lesionado, Kike García (0) por Ch. Avila y Rubén García (0) por Iñigo Pérez. Minuto 80, Manu Sánchez (-) por Cote. Minuto 83, Nacho Vidal (-) por Areso.

ARBITRO:

Ortiz Arias (1) de Madrid. Ascenso meteórico a una categoría que le queda ancha. Más paloma que halcón vió faltas invisibles y obvió otras muy claras. Prolongó 4 minutos el primer tiempo y 10 el segundo, en el transcurso de los cuales pitó un penalti de Unai García sobre Jaume Costa que luegon invalidó a instancias del VAR por un fuera de juego en la jugada previa. Amonestó a Galarreta, del Mallorca y a Aridane, Unai García y Cote, del Osasuna.

GOLES:

Minuto 8, zurdazo cruzado de Cote desde fuera del área. 0-1

Minuto 10, Dani Rodriguez de cabeza y desde muy cerca a la salida de un saque de esquina. 1-1

Minuto 45+4, tras varios tiros en medio de un barullo, el balón le cae a Fer Niño que solo tiene que empujar. 2-1

Minuto 57, Iñigo Pérez de falta directa a la escuadra izquierda de la portería de Greif. 2-2

Minuto 88, centro de Rubén García desde la izquierda y Javi Martínez se anticipa a la defensa para desviar desde muy cerca al fondo de la meta. 2-3

VISTO Y NO VISTO

Luis García Plaza justificó el cambio de la mitad del equipo en el Santiago Bernabéu el miércoles pasado para centrarse en el choque contra Osasuna en Palma, dando por perdido anticipadamente el compromiso ante el Real Madrid. Reservó a Baba, Salva Sevilla, Dani Rodríguez, Fer Niño y Amath y en este domingo de intensa humedad y calor, decidió el debut de Greif bajo los palos en sustitución de Reina y sin previo aviso. Es probable que el de Villanueva del Trabuco tampoco hubiera podido evitar los tres goles navarros. Los caminos de los entrenadores a veces son tan insondables como los del Señor.

Presumíamos que la habitual presión adelantada que ejerce el anfitrión pondría las cosas más difíciles a la escuadra pamplonica, también con futbolistas menos habituales, pero la realidad fue que quien apretó más arriba fue el conjunto pamplonica con sua laterales adelantados, sobre todo Cote, el izquierdo, que inauguró el luminoso, curioso término a las dos de la tarde, tras un primer aviso de Oier bien neutralizado por el portero debutante. El inmediato empate local en lo que mejor dominan los de Arrasate, el juego aéreo, dio paso a un intercambio de artillería muy entretenido, un toma y daca, un de tú a tú, un cara a cara divertido para el espectador imparcial aunque preocupante para el aficionado mallorquín. En tiempo de prolongación, en función de las asistencias en numerosas caídas, unas más simuladas que otras, Fer Niño devolvió la calma a la grada antes del descanso.

La hora y la temperatura aun en pleno mes de septiembre pasan factura. El frenético ritmo de la primera parte cedió, pero mientras Salva Sevilla pedía sosiego y posesión, Osasuna se armaba. Un minuto antes del golazo de falta de Iñigo Pérez, Kang-in Lee, dinámico en la media punta, dejó su puesto a Lago Jr. No hay error que no venga acompañado de desgracia porque poco después, con el partido nuevamente llevado a tablas, se lesionaba Fer Niño. Y no, Abdón no es lo mismo. El marfileño, por cierto, tampoco.

El banquillo visitante se movió con celeridad y tino. A poco más de la hora tres cambios de refresco. A los 83 minutos Luis García Plaza, pese al calor, solo había promovido dos. Galarreta debió entrar mucho antes, pero puede ser que el empate le bastara al técnico, tan contento por no haber perdido ante el Betis y el Villarreal. Un punto, sin embargo, no era bastante para Osasuna que, aun menos intenso que en el primer tiempo, puso en liza más cabeza que corazón. Una decisión que a la postre le valió tres puntos mientras el anfitrión seguía pensando en el Real Madrid y no en el Osasuna.